Carlos Mimenza: “Suprema Corte de Justicia termina con el negocio de la privatización del agua, resuelve cobro máximo-aproximado de $260 pesos bimestral”

CAMN.- El empresario Carlos Antonio Mimenza Novelo  brindó Conferencia de Prensa en el tradicional Café Andrade de Playa del Carmen donde se reúnen los periodistas de la Riviera Maya para dar a conocer la resolución emitida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación en relación a los cobros que ejercen entidades administradoras de los recursos hídricos del país.

Imagen: Resolución de la SCJN

Esta controversia política y social sobre la privatización de los servicios de abastecimiento de agua en la entidad se gestó en el estado de Quintana Roo durante el gobierno estatal de Roberto Borge quien operó la extensión en la concesión privada de la infraestructura de la empresa paraestatal CAPA (Comisión de Agua Potable y Alcantarillado) en beneficio de la empresa Desarrollos Hidráulicos de Cancún SA de CV (DHC) bajo el nombre comercial  de Aguakan hasta el año 2053 en los municipios de Benito Juárez (Cancún), Isla Mujeres y Solidaridad (Playa del Carmen).

En Playa del Carmen se concesionó la infraestructura de la empresa paraestatal CAPA en el año 2014 en beneficio de Aguakan con la aprobación del Cabildo de Mauricio Góngora y de la XIV Legislatura del Congreso local de Quintana Roo. Situación que provocó el aumento en las tarifas de agua, además del cobro de IVA (16%) por la privatización del servicio.

Cabe señalar que el gobierno de Roberto Borge recibió 560 millones por parte de Aguakan como retribución al Estado por la concesión en Solidaridad. En el año 2013 reportó ingresos netos por 960.7 millones de pesos cuando solo tenía la concesión en Benito Juárez e Isla Mujeres.

Cabe señalar que esta empresa DHC (Aguakan) bursatilizó 900 millones de pesos en deuda privada en la Bolsa de Mexicana de Valores poniendo como garantía el negocio implícito en la privatización del servicio de abastecimiento de agua en Quintana Roo.

Imagen: Carlos Mimenza en Conferencia de Prensa en Playa del Carmen, Quintana Roo, México

Las denuncias por altos cobros en las tarifas de agua en Quintana Roo

La indignación social en Quintana Roo por los altos cobros en las tarifas del agua después de la privatización del servicio alcanza cifras exorbitantes que van desde 1 mil pesos, hasta más de 20 mil pesos en recibos bimestrales (aunque usted no lo crea).

Recibos de cobro en hogares humildes por encima de los 700 pesos bimestrales (por ejemplo) cuando previo a la privatización del servicio en 2014 les llegaban cobros de la paraestatal CAPA de 60 a 80 pesos bimestrales.

En ese sentido el empresario Carlos Antonio Mimenza Novelo realizó una estrategia jurídica que finalmente llegó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación donde resolvió que la única institución facultada para determinar contribuciones sobre el aprovechamiento del agua del subsuelo es el Congreso de la Unión.

Por lo que ninguna institución estatal o privada puede establecer tarifas discrecionales en el cobro por consumo de agua potable y estableció como cobro máximo la tarifa de $160 a $260 pesos aproximadamente en los recibos bimestrales. Es decir que cualquier cobro por encima de esta cifra queda invalidado con la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Carlos Mimenza en Conferencia de Prensa en Playa del Carmen 

Fin al negocio de la privatización del agua con resolución de la SCJN

El líder de los autodefensas del estado de Quintana Roo, Carlos Mimenza puntualizó que con esta resolución “se termina el negocio de Aguakan en Quintana Roo” y de cualquier empresa privada que quiera lucrar con el abastecimiento de agua potable en el país, sin importar si es una entidad autónoma-pública o privada.

En ese sentido mostró la resolución de la Suprema Corte en relación la controversia constitucional 23/97 presentada por Mimenza y su equipo jurídico donde se establece la aplicación a nivel general bajo el principio de relatividad de sentencias en materia de amparo del Máximo Tribunal sobre dicho cobro máximo de $260 pesos bimestrales.

Finalmente, el empresario cozumeleño señaló que es necesario cumplir con los principios jurídicos de “agravio personal y directo” por lo que cada ciudadano afectado con un cobro mayor a $260 pesos bimestrales podrá solicitar la nulidad del cobro a través de la vía constitucional, en ese sentido próximamente Mimenza publicará un formato que estará disponible en su sitio web www.carlosmimenza.mx para que cualquier ciudadano pueda defenderse jurídicamente ante cobros irracionales en el servicio del agua en cualquier entidad de la República Mexicana.

 

Descargar documento de Amparo : https://es.scribd.com/document/367019213/Amparo-Del-Agua 


Carlos Mimenza en Conferencia de Prensa en Playa del Carmen / Foto: Erich Werner