Denunciamos a los expresidentes de México ante la Corte Penal Internacional

CAMN.- Acudí en compañia de mi equipo jurídico con cita confirmada el día 15 de septiembre de 2017 ante la Corte Penal Internacional para denunciar a 47 políticos mexicanos y a los empresarios German Larrea y Carlos Slim por ser partícipes en las operaciones del régimen político en la responsabilidad de actos de presunta lesa humanidad.

En la denuncia destacan los expresidentes contemporáneos de México, entre ellos; Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), Ernesto Zedillo (1994-2000), Vicente Fox (2000-2006), Felipe Calderón (2006-2012) y Enrique Peña Nieto, actual mandatario del país.

De igual forma denunciamos a exgobernadores (Javier Duarte, Humberto Moreira) y funcionarios públicos responsables en diversos actos en contra de la sociedad mexicana desde las instituciones del Estado.

Es importante puntualizar que Ernesto Zedillo es el presunto responsable de la matanza de Acteal en Chiapas durante su sexenio y Felipe Calderón señalado como genocida por su “guerra contra el narcotráfico”. Sin embargo, el crimen que todos los expresidentes mexicanos cometieron de forma generalizada  fue la entrega de las concesiones ilegales a las compañías mineras que han envenenado los mantos freáticos de México, violando la legislación internacional por atentar contra la salud y la vida de la población.

Puntulizando los casos lamentables y emblemáticos de la negligencia industrial sucedidos en el Río Sonora y Bacanuchi en el norte del país por parte de la empresa Grupo México, el Río Lerma que desemboca en el océano pacífico conectando con el “Río Santiago” y el “Salto del Ahogado” en el estado de Jalisco. Así como el caso del lago “María Lizamba” en Veracruz como graves ejemplos del envenenamiento del agua en México.

Cabe destacar que también interpuso una denuncia en contra de los responsables de lo sucedido en la Mina de Pasta de Conchos, Coahuila donde 65 trabajadores quedaron sepultados derivado de la negligencia de las autoridades en materia laboral de la entidad y federales, ambas responsables por permitir a una empresa subsidiaria de Grupo México operasen sin las condiciones mínimas de seguridad y que finalmente culminó en una tragedia.

Finalmente, solicitamos a la ayuda de los ciudadanos para romper el cerco mediático y poner atención en estos graves problemas que vive la nación con empresas negligentes que destruyen la estabilidad de los ecosistemas y que no valoran la vida humana, pasando por encimas de las leyes del país y los acuerdos internacionales.