Denunciamos la contaminación en el Río Santiago en Jalisco que está matando a la población

CAMN.- Diversos miembros que conformamos la Asociación Civil Únete México acudimos al estado de Jalisco para denunciar la presencia de espuma contaminada en el río Santiago, misma que provoca mortandad de peces en la laguna de Cajititlán y en el río Ayuquila, municipios de Tlajomulco y El Grullo, Jalisco.

El Río Santiago cruza por los municipios de El Salto y Juanacatlán,siendo considerado como uno de los cuerpos de agua más contaminados del país.

Miembros de Únete México

La contaminación del agua de los ríos representa una de las problemáticas más grandes para México. En ese sentido, el río Lerma que nace en el valle de la Ciudad de México conecta con el Lago de Chapala, posteriormente con el Río Santiago y termina desembocando en la costa del océano Pacífico en la bahía de San Blas, Nayarit.

Desde la década de 1970 las industrias han vertido en el caudal del sistema pluvial las aguas residuales sin tratamiento. Esto sucede por la corrupción evidente de los gobiernos locales y federal que no ejecutan la regulación para proteger la vida en los ríos.

El día 22 agosto 2017, los activistas de Únete México, encabezados por Carlos Mimenza Novelo, Raúl Yong Vásquez y sociedad civil de Jalisco acudieron a las cascadas de El Salto de Juanacatlán y a otras comunidades para generar conciencia sobre la contaminación tóxica que está destruyendo el Río Santiago.

El objetivo es focalizar la atención social sobre la situación de emergencia que se manifiesta en el Río Santiago derivado de la alta contaminación que existe en el ecosistema pluvial, misma que afecta de manera directa a las comunidades locales y en especial a las personas que padecen los efectos de la contaminación durante 3 generaciones incluyendo deformaciones, enfermedad e inclusive la muerte.

No existe certeza sobre las afectaciones que sufre la población derivado de la reacción química que en el aire que respiran los habitantes cercanos al Río Santiago.

Los habitantes ignoran a las industrias responsables, pero tristemente declararon que “Lo único seguro es que esta contaminación tóxica mató a nuestro río, y ahora nos está matando”.

Problema global, acción global:

Pierre Terras es un activista especialista en situaciones tóxicas de Greenpeace México, durante el mes de marzo de 2012 trabajó con activistas para ejercer presión y persuadir a políticos de México para mejorar la legislación con el objetivo de eliminar el uso y liberación de productos químicos peligrosos en los ríos del país.

Sin embargo, la responsabilidad es de las grandes empresas también, ya que tienen un papel clave por desempeñar en relación a la implementación de políticas estrictas a nivel mundial y trabajar con sus proveedores para asegurarse de que se cumplan.

Realidad

Actualmente en el año 2017, el gobierno corrupto de México no ha hecho nada para legislar, hacer cumplir y prevenir que las industrias dejen de contaminar los ríos y las corrientes de agua.

Existe una Comisión de protección del agua y de la sanidad a nivel federal de la Cámara de Diputados conformada por Ricardo Gómez Lechuga (PRI), Celia Garcia Citlallic (PRI), Joaquín C. Sánchez Sánchez (PRI), Ramón Guerrero Villagomez (PRI), Pedro Garza Treviño (PAN), Nadia Hayde Vega (PAN), Javier Francisco Mora (PRD), Jesús Galindo (PVEM), Andy Denise Hoffman Torres (MC) y por Ángel Antonio Hernández (morena).

Los activistas denunciaron que el ecocidio en el Río Santiago se ha transformado en un genocidio silencioso en contra de la población local que se intoxica con la contaminación del agua.