Los recursos naturales son propiedad de la nación, vamos por la nacionalización del petróleo y la minería de México: Carlos Mimenza

CAMN.- Para el empresario Carlos Antonio Mimenza Novelo el escenario económico y energético es claro, se requiere de medidas contundentes para retomar el rumbo de la soberanía nacional y eliminar la pobreza creciente en el país derivado de la mala administración y el saqueo de los recursos propiedad de la nación. Para el líder de las autodefensas existen temas torales como la nacionalización de las actividades petroleras y de la minería en México como piezas angulares para el desarrollo sustentable.

Ambos temas son estratégicos para el país pero ningún pre-candidato de los partidos políticos ha sido capaz de mencionar ambas industrias que se encuentran en manos de una oligarquía voraz que además afecta los ecosistemas a través de procesos industriales tóxicos sin respeto a la población. El caso de la Minera Grupo México, propiedad de German Larrea que envenenó el río Sonora-Bacanuchi en el norte del país provocando un desastre ambiental sin precedentes y un genocidio industrial en contra de nuestro pueblo.

De igual forma, la reforma energética del gobierno de Enrique Peña Nieto, respaldada por el PRI, el PAN y el PRD modificó los legendarios artículos 25 y 27 constitucionales que establecían la exclusividad del Estado en la actividad petrolera y energética como un sector estratégico para el desarrollo de la nación.

El pueblo de México ha sido despojado de su petróleo y de sus recursos minerales, esas son las principales razones que han provocado la inflación de los precios y la devaluación acelerada de la moneda mexicana que ahora carece de respaldo económico sin éstas industrias para-estatales. 

El colmo de la entrega de los recursos energéticos y minerales del país radica en el nulo pago de impuestos por parte de estas compañías extranjeras que se benefician de los recursos naturales del país, mismos que legítimamente son propiedad de la nación. Las mineras británico-canadienses y las petroleras estadounidenses (en su mayoría) son las únicas beneficiadas del modelo económico implantado en México.

Ante ese escenario, el aspirante presidencial y líder de las autodefensas, Carlos Mimenza propone someter a consulta popular el destino de estas industrias para que sea el pueblo de México, quién decida la posible nacionalización de los recursos minerales y energéticos.

Imagen: Refinerías de México