Presentación del libro; “Lydia Cacho: la otra cara de la pederastia” y su colusión con Rafael Moreno Valle

CAMN.- El empresario Carlos Antonio Mimenza acudió al estado de Puebla para acompañar a la escritora Virginia Betanzos en la presentación del libro titulado “Lydia Cacho: la otra cara de la pederastia” donde se documenta el papel de Lydia Cacho como una explotadora de víctimas de abuso sexual y como una operadora política de Rafael Moreno Valle al haber sido utilizada para golpear políticamente al entonces gobernador Mario Marín y permitir el ascenso de Moreno Valle, y el de su grupo al poder a través del Partido Acción Nacional (PAN).

En ese sentido, Mimenza puntualizó que Edith Encalada, joven que protagonista los relatos de actos de pedofilia en su libro “Los demonios del Edén” jamás recibió la ayuda prometida por Lydia Cacho a cambio de sus testimonios, sin embargo, Lydia Cacho si cobró las regalías editoriales y hasta película hizo sin contemplar a las jóvenes afectadas.

La propia joven Edith Encalada textualmente expresó: “Lydia Cacho me ha hecho más daño que Succar Kuri” (sic).

En ese sentido se podría explicar cómo es que Lydia Cacho tuvo acceso a equipo de espionaje para grabar la llamada entre Mario Marín y Jean Succar Kuri donde se hizo célebre la frase “gober precioso”, donde el escándalo mediático derivaría con la salida de Moreno Valle del PRI y su ascenso meteórico a través del PAN hasta llegar a la gubernatura del estado de Puebla.

De igual forma, Carlos Mimenza señaló que las redes de Moreno Valle llegan hasta Quintana Roo por sus vínculos con el actual gobernador Carlos Joaquín González, quien presuntamente fue financiado en campaña por el grupo de Puebla y para muestra se encuentra actualmente el poblano Juan Melquiades Vergara como Secretario de Finanzas y Planeación de Quintana Roo, mismo que solicitó 478 millones de pesos para “evaluar” la reestructuración de la deuda pública sin ningún comprobante sobre la ejecución de los recursos.

Finalmente, Carlos Mimenza apuntó que continuará luchando para que la verdad salga a flote sobre la “pseudo-periodista” (sic) Lydia Cacho y apoyará la estrategia jurídica de las jóvenes en materia penal para exigir justicia ante la explotación de su imagen como víctimas sin haber sido contempladas en ningún sentido y señaló que continuará realizando la investigación sobre los vínculos de Rafael Moreno Valle y Lydia Cacho.